En nuestras sesiones nos centramos sobre todo en las actitudes y comportamientos que debemos llevar a cabo a diario para prevenir el ciberacoso o ciberbullying. Sin embargo, a menudo nos preguntan y debemos advertir cómo debe actuar una víctima en caso de sufrir ciberacoso. Aquí resumimos los principales aspectos que creemos debes tener en cuenta si sufres ciberacoso o conoces a una persona que lo está sufriendo:

  • Pide ayuda. Es importante que no afrontes el problema sol@ y que no lleves a cabo acciones improvisadas y no planificadas. Puedes pedir ayuda a adultos de confianza (familiares, profesores/as…), amig@s, profesionales como psicólog@s o trabajadores/as sociales, médic@s… Y también puedes recurrir a alguna de las múltiples líneas de ayuda de entidades y organizaciones especializadas.
  • No respondas a las provocaciones y chantajes. En los casos de Grooming, sextorsión o atentados contra la privacidad, a menudo te pedirán más material como fotos o vídeos para no hacer público las imágenes o información tuya que ya han conseguido previamente. Sin embargo, debes denunciar cuanto antes y no ceder al chantaje. De lo contrario, estarías reforzando el poder de tu agresor/a y facilitándole más material para que siga extorsionándote.
  • Si vas a denunciar a la policía, recopila pruebas. Para facilitar la labor o para poder medir la magnitud y gravedad del problema podrás recopilar pruebas como capturas de pantalla, copiar y pegar las conversaciones… En algunos casos, podrás valorar también transmitir a tu agresor/a que dispones de dichas pruebas y que lo que está haciendo es denunciable.
  • No te sientas culpable. No lo eres. Aunque ahora ya sabes que no debes fiarte de cualquier desconocid@ o ceder ante los chantajes de las personas que conozcas, no eres culpable de la agresión que estás sufriendo. No estás sol@, busca aliad@s y pide ayuda.
  • Valora evitar las plataformas y portales donde estés sufriendo el acoso hasta que sepas que vuelven a ser entornos seguros y libre de riesgos. También puedes bloquear a las personas o cuentas cuyo contenido no te agrade o no quieras que accedan a la información y publicaciones de tu perfil.
  • Denuncia cuentas y/o publicaciones. Todas las redes sociales tienen formularios de denuncia para notificar contenido que infrinja las políticas de uso de la propia red social. Si vas a hacer esto, es recomendable que movilices a más gente para que haya más personas denunciando y tengamos más probabilidades de que nos hagan caso y actúen lo más pronto posible.
  • Pide la retirada del material publicado usado en tu contra. La mayoría de plataformas tienen enlaces propios para realizar este tipo de solicitudes, pero si esto no es efectivo, también puedes iniciar el procedimiento desde el portal de la Agencia de Protección de Datos.
  • Valora repasar toda la información que has publicado y borra todo el contenido sensible que se pueda usar en tu contra. Así mismo, revisa las opciones de privacidad para comprobar quién puede ver lo que publicas.
  • Valora igualmente repasar tu lista de seguidores/as o contactos y bloquea o retira el acceso a aquellas personas y cuentas que no conozcas.
  • A nivel técnico e informático, es bueno que realices algunos chequeos y acciones en tus dispositivos y cuentas como pasar un antivirus, cambiar contraseñas, actualizar aplicaciones y sistema operativo…